14 ene. 2017

Vengo del Norte desde el Cerro de la Estrella



El Cerro de la Estrella - el Huizachtépetl- es el lugar sagrado donde los aztecas encendían cada 52 años el Fuego Nuevo. El cerro es un volcán y en sus cuevas e inmediaciones se encuentran misteriosos petroglifos. En su cima, un templo de estilo teotihuacano, en cuyo cenit en 1507 los aztecas contemplaron las Pléyades y con ellas la seguridad de que el mundo continuaría existiendo.
Vengo del Norte, de Aurelio González Ovies, es ese poema intemporal,  que describe en una lengua llena de bellezas la aventura humana. El poema VIII bien puede aplicarse a este paisaje lleno aun de dioses, axis-mundi de la temporalidad mesoamericana.