30 nov. 2016

En el Programa Escolar de Arte y Cultura del Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde

Erik y Solange (Ópera), Lorena, Lucía y Adolfo en el IZC

Si un programa escolar ha suscitado todo mi entusiasmo ha sido el emanado del Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde al que fui invitada a través de Ediciones El Naranjo.
El Programa Escolar de Arte y Cultura consiste en llevar a las escuelas las distintas manifestaciones de las artes para que los niños y jóvenes tengan una aproximación real al trabajo y a la persona de los artistas convocados. Teatro, Danza, Ópera, Música (Manuel M. Ponce para niños) y Literatura son la propuesta generosa del Instituto hacia los colegios de Zacatecas.
Tuvimos un maravilloso recibimiento tanto en una de las escuelas más antiguas de México, Valentín López Farías, que data del siglo XIX, como en una joven y entusiasta primaria, la escuela Profra. Lucía Sosa Varela. Los alumnos estaban encantados, al igual que los directivos y profesores. En mi caso, para hacer el encuentro más entrañable, el Instituto regaló ejemplares de mis libros Copo de Algodón y Dido para Eneas, que fuimos adjudicando a los niños que respondían a preguntas en torno a lo presentado y así pudimos comprobar el grado de atención tan alto que nos pusieron y cómo valoraron esta iniciativa.
Felicito al Instituto Zacatecano de Cultura por este empeño trascendente y hermoso. Mi agradecimiento personal a su director, el Maestro Adolfo Vázquez, pendiente en todo momento del óptimo desarrollo de los encuentros, a la maestra Lorena Ávila, que hizo el contacto con los colegios y a todos los compañeros del Instituto, siempre tan cálidos y amables. Volver a Zacatecas ha sido para mí un enorme placer y ya me quedo prendida de la magia de sus calles y plazas, de su barroco insólito y de ese arte que trasciende cada rincón de la ciudad que tiene piel de cantera y corazón de plata.


Con la Directora de la Escuela Valentín Gómez Farías, la maestra Norma  Irene Favela

Adriana es la joven y entusiasta nutrióloga de la escuela Valentín Gómez Farías

En la biblioteca Escuela Profra. Lucía Sosa Varela
Lorena Ávila: honor y amor al  poeta Ramón López Velarde

Y para terminar una cálida charla en el aeropuerto con mis amigos Elías y Marifer
en torno de un delicioso tempranillo de esta tierra que tiene corazón de plata.