14 nov. 2016

Dos destinos


Eran dos destinos.
No se conocían
los reunió el aroma
de una profecía.

Cerca sigue Lejos
y Lejos la espera
sin que Cerca olvide
lo que Lejos sienta.

Recorren montañas
fatigan senderos
y guardan sus lágrimas
para hacer luceros.

Y pasan los días
las luces, las sombras,
las aves, los sueños
el humo, la historia.

Pero sin embargo
aunque no se vean,
Lejos siempre sabe
lo que Cerca intenta.

Y los dos ya saben
cuál es su destino
un lago y un verso
de amor infinito.