12 may. 2013

Había una vez un sueño

Yolanda Falagán y Asunción Carracedo durante la presentación de
El Duende No 


Para Asunción y Yolanda,
 desde la otra orilla
MGE

Había una vez un sueño que deseaba extenderse de orilla a orilla para sonreír a las personas lejanas y queridas. Se despertaba temprano, se ponía un gorro de duende y se iba a contar historias a los niños y a las niñas.

Había una vez otro sueño que se pintaba de colores, que  imaginaba el mundo como un gran lienzo para dibujar sonrisas, que veía castillos llenos de magia  y sabía ponerse como nadie la capa de Caperucita.

Y una vez esos dos sueños...
se juntaron en un libro
que recorrió las calles,
que recorrió caminos,
que no se cansó nunca
de repartir cariño.