21 feb. 2014

La vida de un libro está en las manos de los lectores

Anabel Sáiz Ripoll, Camila Echeveste y Ana Pedrosa
Febrero 2014

Bajo la tutoría de Anabel Sáiz Ripoll, Camila Echeveste y Ana Pedrosa realizaron un trabajo de investigación para presentar ante un tribunal académico que lo calificaría como un requisito para dar concluida la etapa de bachillerato en el IES Jaume I en Tarragona. El tema elegido por ellas fue mi propuesta de literatura infantil y juvenil.

Cuando Anabel me comentó de este proyecto, en la segunda mitad del año 2013, además de llenarme de satisfacción y sentirme muy honrada, provocó en mí una serie de planteamientos y una nueva conciencia. Ponderé, creo que en su justa medida, la responsabilidad que conlleva ser un autor o autora de literatura infantil y juvenil, el destino que tienen esos libros que surgen de un anhelo, deseo, inquietud o curiosidad y que llegan finalmente a las manos de los jóvenes.

Camila y Ana, además de leer nueve de mis obras, me realizaron una serie de entrevistas que incorporaron al cuerpo de su investigación y como un anexo en el trabajo escrito. Además, me solicitaron muy gentilmente les enviara un vídeo con mis impresiones sobre esta experiencia que se ha convertido en una de las más completas y satisfactorias de mi vida de autora.


Una vez más, agradecer a Anabel Sáiz Ripoll la atención extraordinaria que ha tenido con mi literatura desde que llegó a sus manos Mi abuelo Moctezuma. Desde entonces, el lejano y cercano 2009, no hemos cesado de dialogar, de intercambiar libros, de leer y leernos y hasta tuvimos la fortuna de encontrarnos en León, en mayo de 2011 en el festival Verso en nubes que organizó el entusiasmo de Asunción Carracedo.

Con Anabel en León, mayo 2011

Ana y Camila han aceptado que se publique su trabajo en la red y que de esta manera esté disponible para los lectores interesados por alguna u otra razón en la obra de quien esto escribe. Sus reflexiones, asociaciones y juicios han enriquecido mi perspectiva y de hecho me acompañaron en la escritura de la novela El disco del Sol, que aguarda en los ámbitos de Gente Nueva de Cuba su publicación. Mucho de Camila y mucho de Ana hay en esas páginas y gracias a ellas puedo decir, con todas sus letras y en alta voz que la vida de un libro está en las manos de los lectores. ¡Gracias, Ana y Camila! ¡Gracias, Anabel Sáiz Ripoll!
María García Esperón