6 sept. 2013

El libro de las vocales, de Francisco Álvarez Velasco



Madurez y frescura, orfebrería exquisita del lenguaje y asombro ante las primeras letras, inocencia y sabiduría, El libro de las vocales, del poeta español Francisco Álvarez Velasco, ha aparecido en el horizonte de las publicaciones para niños como un homenaje al origen del lenguaje y a la infancia originante.

Paco Álvarez Velasco es un niño infinito que sabe bien su abecedario poético, que hace volver a su fuente juguetona a todas las palabras, que revierte todas las letras en puro gozo. Este poeta consagrado en todos los escenarios posibles de la más alta poesía sabe jugar y puede homenajear a Rimbaud con el minimalismo más indiscutible y esencial en el  Soneto en cinco colores al tiempo que sitúa a las vocales en familia y ya en total revolución alborozada componer una soberbia Nana de la U para una niña que se llama Lluna, que es su nieta y que ha suscitado en el poeta las cadencias más puras:

Con la U cantan los vientos
en los bosques de abedules
y la abubilla en la tarde
bajo los cielos azules.

El libro de las vocales nos conduce a reaprendernos de nuevo, a saborearnos otra vez, a deletrearnos pero más fieles, más humanos y más felices. En plena era digital, cuando los soportes de lectura nos alejan del papel, de la tinta, de la materia y de la tierra madre nuestra, las texturas, el color y la ilustración elegidas por la casa editorial (Impronta), nos devuelven a lo sencillo, al niño que fue mi abuelo, a la niña que tu abuela fue, al punto de la i y a la canción que guarda cada una de las vocales, dispuesta a entregar sus maravillas cuando hay un poeta como Paco Velasco cerca de una letra.

El libro de las vocales es eso. Un libro. Un libro en mayúsculas, para llevar y traer, para abrazar y soñar, para transmitir palabra, cariño y herencia. Un libro tradicional en el más completo sentido. Una riqueza infinita y una hermandad entre dos lenguas de la península  porque ha sido publicado tanto en castellano como en asturiano.

A través de este libro de vocales, muchos adultos podemos acercarnos al hecho maravilloso de que el lenguaje no es solamente eso que se aprende, se estudia y se utiliza. El lenguaje es eso que se crea. Y al crear lenguaje nos recreamos en una esperanzada humanidad. Esta obra de madurez poética dirigida a la infancia nos sumerge en el agua lustral de la Palabra y nos llena el alma de jóvenes sueños. (María García Esperón)




El libro de las vocales 
Francisco Álvarez Velasco
Ilustraciones: Graffiti / Marina Lobo
Impronta, Colección Fierabrás. Gijón.2013